Viernes 9 de Agosto de 2013

¡Así no, SEÑOR!

Solicitada

Con la humildad de los pocos conocimientos que mi corta carrera como estudiante y practicante del periodismo, para la cual no hace falta estudiar, sino hacerse cargo de la responsabilidad que conlleva el hecho de trabajar con la información que se ofrece al pueblo. Y, desde mi compromiso militante con el Partido Peronista de GeneralViamonte, el Proyecto Nacional, el Movimiento Evita y la Agrupación Néstor Vive, me veo obligado a marcar los imperdonables errores del Concejal por la Unión Cívica Radical, HéctorLuberriaga, en la solicitada del Semanario Impacto de la semana del 07.08.13al 14.08.13.

Primero que nada, nunca se vio el hecho de que un periodista de un medio pida un espacio en el medio donde escribe. Este recurso es utilizado por la ciudadanía, que al no poder expresarse por el hecho de no ser parte de la prensa, solicitada un espacio para manifestarse. Siendo un trabajo del periódico Impacto, utiliza la solicitada para ampararse en el lugar de ciudadano común pegando sus responsabilidades como comunicador. Así, pretende tener las licencias de agredir y denunciar livianamente, sin certezas ni pruebas contundentes a quien a su criterio son “BESTIAS”.

Bajo estas licencias, el Señor HéctorLuberriagadenuncia, vaya a saber cuales, actitudes antidemocráticas y violaciones a domicilios particulares por parte de un “sector del grupo de trabajo del Frente para la Victoria Lista Nº 2”. Un periodista debería detallar las actitudes y las violaciones. Un ciudadano las diría por ser él mismo el involucrado. Pero en este hibrido solo se lee una reflexión de un señor que se levanto con ganas de solicitar un espacio en el semanario del cual es parte, y publicar su opinión sin importarle que en ese impulso se ensucie, embarre y desmerezca el enorme esfuerzo militante de cientos de compañeros que con un amor profundo a nuestra causa, a la patria y al pueblo militan día a día.

El señorLuberriagave: 1) Violencia contra militantes que ningún militante, de ningún espacio, ha denunciado. No porque tengan miedo, sino Héctor, por la simple razón de que nunca sucedieron. 2) Atentados contra comercios. El lector deberá vincular con algún hecho que vio en la televisión, o en alguna película de acción norteamericana para hacerse la idea de los atentados que vive nuestro pobre pueblo, pues el solicitante no los explicita. 3) Maniobras peligrosas. A consideración.

Continúa entrando en el terreno de la ficción. El Señor Concejal crea “una patota oficialista que amedrenta, agrede y si es necesario le pega palos a quien no comparte sus ideas”. Uno espera ante la gravedad de la denuncia, al menos una prueba, un testigo o un argumento. Pero no. Hay que recordar que esto no es una editorial ni una investigación. Es un ESPACIO SOLICITADO por HéctorLuberriaga, que se olvido que es quien escribe semana a semana en el periódico y que como comunicador tiene el compromiso ético/profesional de presentar pruebas y fuentes para no afectar injustamente a los ciudadanos que representa por el voto popular.

Pero Héctor si bien deja a nuestra libre interpretación el ¿Qué? – un precepto básico del periodismo es responder a las preguntas ¿Qué?, ¿Quién?, ¿Dónde?, ¿Cuándo? Y ¿Por qué? -, tiene muy claro el porque de todos estos hechos, “Existen intereses y hay personas muy nerviosas, sumamente desesperados por mantenerse en el poder a cualquier costa, temerosas de perder su puestos y su inmunidad”. Pueden existir, no en mi caso, ni el de muchos compañeros que somos “parte del grupo de trabajo del Frente para la Victoria Lista Nº 2”. Si hay algo que ignoremos, lo invitamos a denunciarlo con claridad y responsabilidad y lo agradeceremos. Seria una ayuda para todos.

El solicitante sigue reflexionando, no en voz alta, sino amplificando por un medio de comunicación, acusándonos de que recurrimos al método de meterle miedo a la gente y tomamos la elección como una guerra. Todo lo contrario Héctor, militamos con alegría y vivimos las elecciones como una fiesta democrática. Están todos invitados a visitarnos y compartir las diarias jornadas de la Unión Básica (pochoclos, mates, risas, mística, compañía y torta fritas).

Y concluyendo, daré la razón en el único acierto de la solicitada. Responsabilizar de todo lo que hace el grupo de trabajo a su líder indiscutido Juan Carlos. Es él quien nos conduce y quien sin dudas recibe todas las bastardeadas y criticas. Porque el que hace, es criticado. Y quien conduce, multiplica sus responsabilidades. Es la para muchos incomprensible vocación de día a día poner el pecho, la mente y la salud al servicio del pueblo; pues es mas fácil lamentar lo que no se hace y despotricar contra quienes trabajan por su patria chica. Pero como decía el General “Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar”.

Nicolás Hernández

D.N.I. 34.060.081


Compartir:

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Algunas erratas... Donde dice: para ampararse en el lugar de ciudadano común "pegando" sus responsabilidades como comunicador. Debería decir: para ampararse en el lugar de ciudadano común negando sus responsabilidades como comunicador.

    Nicolás Hernández

    2013-08-13 20:56:35

  • Al final, la nota cierra, Con respeto y humildad Héctor, la tinta da poder y responsabilidad, es la dialéctica de la libertad. Algún error de tipeo emitio esta frase de la solicitada. Saludos

    Nicolás Hernández

    2013-08-13 20:57:55

  • mas alla de los herrores,me gustaria de hector,sepa reconocer,su equivocacion,la grandeza no solo es cuando en algo se tiene razon,es tambien cuando nos equivocamos y sabemos reconocer.

    nestor osvaldo colli

    2013-08-14 18:32:27

Tu comentario

 
 
 
 
 
 

Diario Tiempo Los Toldos
  • Italia e H. Irigoyen
    Los Toldos (Gral. Viamonte) - Pcia. de Buenos Aires
  • (02358) 444764
  • [email protected]
© DIARIO TIEMPO DIGITAL - Diario matutino de la ciudad de Los Toldos (Gral. Viamonte). Fundado el 19 de Abril de 2008 - Los Toldos (Gral. Viamonte) - Pcia. de Buenos Aires. Tel.:(02358) 444764 - Italia e H. Irigoyen.
Propietario: Juan Enrique Cambello S.R.L
Director: Juan Enrique Cambello
Dirección Nacional de Derecho de Autor: 64918281
Edición: 3118